AQUÍ SOBRE ESTA TIERRA

















HOY ES NECESARIO HABLAR DE ESPERANZA:PRESENCIA DE RAMÓN OVIERO

Por: Carlos Fong

En 1971, cinco jóvenes escritores desde el exilio publicaban una modesta edición titulada Poesía Joven de Panamá. Era la escritura de la diáspora panameña que desde México construía un proyecto de identidad nacional. Estos escritores eran: Dimas Lidio Pitty (1941), Diana Morán (1929-1987), Agustín del Rosario (1945), Bertalicia Peralta (1939) y Ramón Oviero (1938). A este último dedicamos esta entrega de Mirada de Nuchu con motivo de la actividad Voces y pensamientos que realizará el Instituto Nacional de Cultura, el miércoles 29 de agosto, en el Teatro Anita Villalaz a las 7:00 p.m., en donde se hablará de la vida y obra de este creador panameño.
Compartimos lo que ha escrito Damaris Serrano: Ramón Oviero forma parte de un corpus literario que constituye “la construcción de la propuesta cultural panameña (La literatura panameña: historia, nación y sociedad, 2006) que permite tener un registro de las coordenadas para “vislumbrar el entramado cultural inextricable de una época (…)”. Estamos de acuerdo en que la poesía de Ramón Oviero se enmarca dentro del “proyecto nacional” de un periodo en el que lo estético-ideológico son parte de una estrategia textual que poetiza no sólo elementos de la vida íntima y cotidiana, sino de las circunstancias históricas existenciales de la realidad latinoamericana para edificar un concepto de una “identidad como frente de resistencia…una cultura de renovación y resistencia” (Serrano, 2006).
Ramón Oviero es el seudónimo de José Iván Romero Jaén. Forma parte de una frondosa familia cuya historia no deja de ser fascinante (ver: Una historia familiar: al encuentro de los Jaén-Lombard, José Iván Romero Jaén (Ramón Oviero), Editorial Portobelo, 2005). El apellido Jaén tiene raíces seculares en la historia de la República. La historia de la familia Jaén-Lombard se desarrolla en la paradisíaca isla de Taboga a mediados del siglo XIX, pero sus raíces telúricas vienen de Coclé, donde nació Isidiro Jaén Morales producto de la unión de don Salvador Jaén con Soledad Morales. Isidro Jaén emigra a Taboga donde se casa con Viviana Torres y tienen seis hijos; uno de ellos, “Salvador Jaén Torres, el menor de los hermanos, nacido en 1875, se casa con Rosa López Olivares, quien un 24 de marzo de 1877 había nacido en algún pueblo de Portugal…” (Oviero, 2005).
Oviero escribe que el verdadero apellido de Rosa era Lombard y que llegó a Panamá huérfana a los 12 años. Del matrimonio de Rosa con Salvador nacerían 15 hijos: uno de ellos era Julieta de Las Mercedes; nació el 20 de julio de 1911. Años más tarde, el 29 de octubre de 1938, Julieta traerá al mundo a uno de los poetas más notables de la poesía de postvanguardia: ese poeta se llama Ramón Oviero.
La evolución de la obra de Ramón Oviero es interesante. El poeta ha incursionado en las distintas temáticas de la poesía postvanguardista. Desde la poesía patriótica pasando por la social, hasta la amorosa; no ha dejado de lado el poema cerebral, existencial y lúdico. Versos que son una radiografía dolida de la patria que exploran la geografía humana; versos cargados de amor, desenfado, desarraigo y que no dejan de ser parte de una propuesta cultural que aporta valores a la identidad nacional.
En su libro Inventariando, que reúne gran parte de su producción poética a partir de la década del 60, podemos ver esa evolución. La soledad, el exilio, la cotidianidad, la rebelión, la mujer/patria, la muerte, la infancia son solo algunos de los temas tratados con una estrategia textual que demuestra una concepción concreta del hecho estético que nos brinda un discurso a veces coloquial y otras veces intimista que descubre un universo real y traza una visión de la problemática existencial de la criatura humana.
Sus aportes a los temas culturales son una muestra de sus preocupaciones en torno a la conservación del patrimonio y el desarrollo cultural; además su infinito amor por la plástica panameña. Pensamos que la vida y obra de Ramón Oviero todavía merece más lectura y estudio sobre todo en nuestras escuelas y universidad. Es el mejor homenaje que se le puede dar a un poeta que ha dedicado sus versos a un país que ha sido ocupado, invadido, explotado y corrompido; justamente por eso hoy es necesario hablar de esperanza.

José lván Romero
(Ramón Oviero)

Nació en la ciudad de Panamá, el 29 de octubre de 1938.

Con estudios en Filosofía e Historia en la Universidad de Panamá. Fue director de la Editorial Mariano Arosemena del Instituto Nacional de Cultura.

Ha ejercido el periodismo cultural tanto en Panamá como en México; en ese país se activó culturalmente durante una década (1969-1979). A su regreso a Panamá ejerció el periodismo en el diario La Prensa desde su fundación en 1980 hasta 1984. Ha sido consultor de la UNESCO sobre patrimonio cultural de Panamá. Fue editor de la revista Artevisual (1985-87). Premio de poesía en el Concurso Literario Ricardo Miró (1961 y 1977) y becario de la Comunidad Latinoamericana de Escritores (México, 1977).

Libros: Los golpes y las horas (1963); Tres cantos para la paz (1965); Tú en una isla como una brasa ardiendo (1973); Aquí sobre esta tierra (1973); Contrapartida (1975); Las cartas sobre la mesa (1978); Ese tu candado ahogándose de Llaves (1983); Inventariando (1985); Décimas de viajes y otros del caminar (2002). Panamá: su patrimonio cultura (En colaboración con Héctor Rodríguez, 1993); Para sentir la pintura (1994); Hablemos de pintura (Entrevistas a pintores, 2000).



AQUÍ SOBRE ESTA TIERRA

AQUÍ sobre esta tierra y puño a puño
blandid espadas pero no claveles;
firme la voz y mientras tanto fieles
el pulso, el corazón junto al terruño.
¡Ya no! Ya no diré: celajes, cuño
de aurora, luces de tu frente, mieles
de tu boca. Y aquellas pero infieles
rosas, putas serán no de este puño.

Me voltearé. Te voltearás y luego,
cercano al codo de tu brazo izquierdo,
verás -¿verás?- pasar gallos de fuego.

Mas como dije (y digo) y vuelvo y juro,
en altavoz dirás lo que me muero
por ser de cal, palabras que procuro.

Ramón Oviero
De Hoy poesía. Panamá, 1965.




HOY TE ACECHO CON SUDORESy quejidos
con palabras inconexas
tratando de hallar
tu centro exacto
con esta mi mano
entre tus firmes piernas
haciéndole cosquillas
al mismo
cielo


BAJO TU PIEL CABALGOloco iconoclasta de mí
y desato muslos y conocidos senos
colinas de mi infancia
y volvemos siempre en espiral
a aquel mismo camino
en tanto
voy mordisqueando
tu pezón izquierdo
cuando te da por reclamar
entre cortos aullidos
la consumación
del juicio
final.


De Contrapartida, México 1974
Ramón Oviero





CUERPO EN EXILIOson las cinco de la tarde esta lluvia para mí
desconocida todavía /
tiene un sabor de no sé cuáles distancias

la música de best montgomery que escucho
por la radio
me recuerda uno que otro atardecer más allá
o más acá de tus fronteras

De Cuerpo en el exilio. México, 1972
Ramón Oviero


EL PROBLEMA COMIENZACuando
quieres olvidarte
de tu sombra;
cuando
te tratas de escurrir,
pero la sombra insiste,
cuando buscas
refugio
en la esquina
derecha de tu calle
y de tu alma,
pero el ventrículo
izquierdo te delata.

De Las cartas sobre la mesa. México, 1977.
Ramón Oviero




LA LUZ Y LA PAZ SON PARA TODOS

Digo que siempre
debemos ir buscando
y desnudando
las palabras sencillas
para llegar a todos.
Para contar
así, muy claramente,
todas las cosas
que se nos van quedando
en medio de las horas.
(…)

PRESENCIA DE LA SANGRE ADOLORIDA

Decidme rosa amarga del sollozo:
eclipse sideral de dura piedra:
mortaja inextinguible del dolor:
corazón repartido en mil pedazos:
cadealzo adolorido de tu sombra:
resonancia de hueso torturado:
campanario de frágil amargura:
raíces del dolor de los humanos
decidme: están las calles como siempre?
Son los hombres los mismos que gritaban
repartiendo la fecha del sonido?
Son los mismos? Los mismos que luchaban
con hojas y jazmines en los dedos?
(…)

De Los golpes y las horas. Panamá, 1959-1961
Ramón Oviero



En
un
hilo
la
me
mo
ria
es
peor
que
una
a
pren
diz
de
ara
ña
lle
va
da
por
el viento.


Textos con pretextos. México, 1978.
Ramón Oviero

Comentarios

Songo ha dicho que…
Carlos, hoy 19/10/08 un día después del fallecimiento del Maestro OVIERO, y después de haber conversado sobre tus blogs el viernes, te digo :
CONTINÚA CON EL TRABAJO, este Blog es un documento de INTERÉS NACIONAL!
viviane ha dicho que…
Yo tambien vengo a dejar aqui un ultimo saludo a Ramon Oviero...

Entradas populares de este blog

El tema de la invasión en la literatura panameña

Acercamientos a la poesía panameña.

Presencia del libro*