Diablos Rojos y Cultura


Los diablos rojos, para el conocimiento de los no nacionales, constituyeron el medio de transporte de los panameños en la capital de Panamá por muchos años. Con el nuevo sistema del MetroBus los diablos rojos desaparecen, dejando atrás dos pasados: uno de amargura y desorden, y otro que tiene que ver con la identidad urbana de la ciudad. Estos carros fueron Arte Urbano en ruedas. Los pioneros del graffitti se forjaron en las latas blancas de estos buses. Queda en la memoria aquellas caras de familiares y artistas que adornaban la puerta trasera de la salida de emergencia; pinturas donde el imaginario social cotidiano de los panameños friccionaba con la violencia, la sensualidad, el amor filial; una lectura de la vida urbana.  Parece ahora contradictorio que algo que trajo dolor y angustia  a muchos panameños, también tenía algo que ver con su existencia desde la cultura.

Muchas personas del sector cultura han sugerido que algunos de estos carros no deberían convertirse en chatarra, si no en casas de arte rodantes, bibliotecas (bibliobuses), escuelas itinerantes de arte que podrían entrar en los barrios y llevar propuestas culturales de intervención comunitaria, porque todo lo malo puede florecer si se le añade la chispa adecuada, como dice la canción de Héroes del Silencio. En algún momento pasado escribimos que la Cárcel Modelo debió convertirse en un centro para hacer arte para los mismos chorrilleros; criticamos la destrucción de la antigua embajada de USA que bien pudo ser un museo de la nacionalidad o un espacio para los artistas. En Italia un antiguo manicomio fue transformado en casa para artistas; un matadero en España se convirtió en un observatorio para la promoción y estudio de la lectura; en Puebla, México, una vieja estación de tren es ahora un espacio para gestionar acciones culturales. ¿Por qué será que nosotros todo los desaparecemos y destruimos?  ¿Será que el  apetito capitalista por la destrucción  es más fuerte que la creatividad de los panameños?
C.F.


Las fotos son de María Pittí tomadas de: https://www.facebook.com/diabloarte.movimiento

Comentarios

Entradas populares de este blog

El tema de la invasión en la literatura panameña

Acercamientos a la poesía panameña.

Presencia del libro*