miércoles, 23 de abril de 2008

La Generación del 58

Los recientes sucesos que se dieron en el Instituto Nacional y en el Artes y Oficios, donde estudiantes con la cara cubierta como terroristas bandalizaban su propia escuela y donde fue necesaria la intervención de la policía anti disturbios, dejan mucho que pensar del movimiento estudiantil en la actualidad. Es lamentable ver imágenes que constrastan del todo con las imágenes de un pasado donde los movimientos estudiantiles eran un orgullo de la patria.
¿Qué ha pasado con el movimiento estudiantil?, ¿cuándo empezaron a desintegrarlo sistemáticamente? Todavía recordamos cuando estábamos en secundaria (en la escuela Pedro Pablo Sánchez de La Chorrerera, para ser precisos) que nos refugíabamos en un cuartito que estaba forrado con imágenes del Che Guevara y de José Martí; recordamos con nostalgia las veces en que un joven uniformado nos hablaba de revolución y de filosofía antiyanqui; era un joven con un respeto a su escuela y con la camisa bien planchada y la corbata arreglada siempre y, sobre todo, cuadro de honor de la escuela. ¿Cuándo empezó todo?, ¿Cuándo perdimos la brújula?
Pensamos que todo ha sido cuidadosamente planeado por los poderes dominantes. Han logrado que la imagen del movimiento estudiantil de ahora sea algo abominable; ya no es la del estudiante que peleaba sin capuchas, porque salía a la calle a dar la cara para pelear por la dignidad del país, no a destruir propiedad del Estado o del sector privado. Quizá todavía haya tiempo para recuperar el norte...todavía hay esperanza. Por eso Mirada de Nuchu dedica esta entrega al tema con la ayuda de dos recientes ensayos del Profesor Ricardo Ríos Torres que están por salir: Memoria de mis memorias y Los hijos de la rebeldía, que van a poner el dedo en la herida. Y es que la historia todavía tiene personajes que pueden dar testimonio de ella, sin mentiras sin miedo.
Todas las fotos son de cortesía del Profesor Ricardo Ríos Torres. Agradecemos también la colaboración de la Biblioteca Nacional Ernesto J. Castillero . CF


Ezequiel González Núñez del Instituto José Dolores Moscote momentos antes de ser detenido por los zonians el 3 de Nov del 59.





Carlos Arellano y Ricardo Ríos
en la Operación Soberanía.





Memoria de mis memorias y Los hijos de la rebeldía pueden adquirirlos en Ribasmith, Exedra y La Librería Cultural Panameña.
El lunes 19 de mayo a las 11am. La Biblioteca Nacional y el Círculo de Lectura Guillermo Andreve convocan a un acto de Homenaje a la Generación del 58.



Ricardo Ríos Torres




La Generación del 58
Por: Ricardo Ríos Torres

Entre 1956 y 1957 dirigentes secundarios y universitarios reorganizan las asociaciones federadas del país. Floyd Britton, Eduardo Santos Blanco, Polidoro Pinzón, Virginia Ramírez, Carlos Núñez, Ricardo Quiroz, Narciso Cubas, Luis Aguilar, Carlos Jiménez, Odilio González, Adán Castillo Galástica, Blas Bloise, Andrés Cantillo, Humberto Brugiatti, Ricardo Ríos, Nicolas Danello y muchos otros convocan para el 12 de diciembre de 1957 el IIº Congreso Extraordinario de la Federación de Estudiantes de Panamá.






Ezequiel González Meneses
golpeado y detenido.




El Instituto Nacional es la sede del trascendental acontecimiento histórico. La Generación del 58 con honestidad e idealismo impacta la conciencia nacional, de la militancia combativa surge una generación con liderazgo colectivo, con mística revolucionaria y una acción patriótica que lucha hasta el sacrificio al ofrendar la vida por ejercer nuestros derechos jurisdiccionales en todo el territorio nacional.

Floyd Britton preside el encuentro de la patria estudiantil panameña. Las metas y propósitos unifican a la juventud en torno a la SOBERANÍA como la palabra de orden. Ante el caos educativo se plantea la democratización de la enseñanza como efectivo acceso e igualdad de oportunidades para los panameños del campo, áreas indígenas y centros urbanos. Además ante el bipartidismo político reclamamos la igual social y electoral con una real apertura para la inscripción de otras alternativas. También se denuncia la corrupción institucional y el adecentamiento de la acción gubernamental.

Ricardo y Luis Ríos detenidos por la policía de los zonians en la marcha pacífica del 3 de noviembre de 1959.



Nunca antes en la historia republicana un movimiento estudiantil convoca a nivel nacional a decenas de dirigentes tan combativos. La Generación del 58 nunca se doblegó ante las persecuciones, detenciones y asesinatos de una elite gubernamental sorda, ciega y muda a los reclamos populares. A cincuenta años (1958-2008) de las gestas patrióticas y heroicas de una juventud insobornable rendimos un cálido homenaje a sus mártires. A los que sembraron soberanía el 2 de mayo de 1958, el 3 de noviembre de 1959 y enero de 1964 como a los asesinados en abril de 1959 con El levantamiento de Cerro Tute.


Julio Alcedo, Anel Rodríguez y Valentín Corrales en la Operación Soberanía, y la denuncia del asesinato de José Rogelio Girón y Domingo García en Cerrro Tute.



La Generación del 58 cumplió con dignidad y valor los mandatos del IIº Congreso Extraordinario de la Federación de Estudiantes de Panamá. La Generación del 58 son los hijos de Don Quijote en su lucha caballerescade luchar contra los molinos de viento(justicia, pan, trabajo y decencia pública). En su justa aspiración de lograr un cambio social, cada estudiante fue un líder, nunca claudicaron en sus ideales.


Mural de Luis Felipe Ríos Torres


La Generación del 58 se adelantó a las posturas contestatarias de la Generación del 68 que estremeció a Europa con sus actitudes revolucionarias. La Generación del 58 fue la voz ética y digna de los panameños por hacerde Panamá un país sin privilegios, una juventud con clara conciencia nacionalista y que rechazó los halagos del poder político y económicos de la de la clase política. Como la historia oficial, deliberadamente, oculta y silencia los trágicos sucesos del 19 al 22 de mayo, he redactado el ensayo La patria estudiantil panameña incluido en mi libro Memoria de mis memorias.

Polidoro Pinzón es asesinado el 11 de julio de 1960 por la Guardia Nacional, así lo son también Floyd Britton y Narciso Cubas durante la dictadura militar. Recomiendo la novela Los hijos de la rebeldía de Carlos Cuestas que le hace honor a los caídos en Cerro Tute.

3 comentarios:

Songo dijo...

Testimonios como éste, rescatan de las nieblas del cómodo olvido, los huesos de nuestro pasado.
Al ventilar esto, nos damos la oportunidad de poder volver a mirarnos a los ojos TODOS los panameños.

Kafda dijo...

Carlos, me parece que es imperativo hacer docencia política a los más jóvenes porque no sé si te has dado cuenta de que la frasesita de moda en la U ahora es "las ideologías han muerto".
Y docencia política no para convertir a nadie en una mera copia de sus antecesores, como muchos lo pintan dolorosamente, sino para que conozcan su lugar en la línea histórica nacional. Enfin, los reality shows por el momento nos están ganando la batalla... pero no la guerra.

Anayansi Acevedo dijo...

Carlos, sin querer queriendo, buscando información sobre la generación del 58 y los hechos de Cerro Tute quedé en tu página...

Como lo plantean Kafda y Songo, hay que hacer algo, no podemos seguir permitiendo que las nuevas generaciones pierdan la brújula...hay que informar, rescatar del olvido la verdadera historia, no la que escriben los testaferros del poder...un abrazo.

XXXV Semana de la filosofía

MARTES 14 — DEL ASOMBRO AL SABER Inauguración// 6:00-6:45 p.m. El superhéroe encadenado. Paradigmas deconstructivos de nuevos arquetipos...